Elección de los miembros del Consejo General del Poder Judicial

Trataré de explicar los detalles técnicos que están detrás de la renovación del Consejo General del Poder Judicial (en adelante CGPJ), asunto que mencionaba de pasada ayer al hablar de Requero. La raíz del problema hay que buscarla en la Constitución, que cualquiera interesado en política debería, si no conocer de memoria, sí al menos saber los asuntos que trata para saber dónde consultarlos cuando lo necesite. En concreto en el punto 2 del artículo 122, que explica lo que es el CGPJ:

El Consejo General del Poder Judicial es el órgano de gobierno del mismo. La ley orgánica establecerá su estatuto y el régimen de incompatibilidades de sus miembros y sus funciones, en particular en materia de nombramientos, ascensos, inspección y régimen disciplinario.

(Para más detalles acerca de sus atribuciones, habrá que consultar la Ley Orgánica del Poder Judicial)

¿Y como se nombran sus miembros? Esto trata de responderlo el punto 3 del mismo artículo 122 de la Constitución:

 

El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales, en los términos que establezca la ley orgánica; cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia y con más de quince años de ejercicio en su profesión.

 

20 miembros, elegidos 8 de ellos por el poder legislativo. ¿Y los otros 12? En un primer momento esto fue resuelto por la Ley Orgánica 1/1980 del Consejo General del Poder Judicial :

 

Artículo 8:

Los doce vocales de procedencia judicial serán elegidos entre jueces y magistrados pertenecientes a todas las categorías judiciales, en los términos establecidos en la presente ley.

Artículo 12:

Los vocales del Consejo General de procedencia judicial serán elegidos por todos los jueces y magistrados que se encuentren en servicio activo.

Artículo 13:

La elección se llevara a cabo mediante voto personal, igual, directo y secreto, admitiéndose el voto por correo.

 

Esta ley, elaborada con carácter transitorio (sus disposiciones transitorias apelan a una futura Ley Orgánica del Poder Judicial), tiene un problema, y es que siendo los propios jueces quienes se encargan de elegir a la mayoría de los miembros de su propio gobierno, podría haber cierta incompatibilidad con el artículo 2 de la Constitución:

 

La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

 

¿Y cómo podría ser sostenido que el Poder Judicial emana del pueblo si el órgano de gobierno de los jueces es elegido mayoritariamente por éstos?

La cosa trato de ser resuelta en la ley orgánica 6/1985 del Poder Judicial, en concreto en el artículo 112:

 

Los 12 miembros que conforme a lo dispuesto en el artículo 122 de la Constitución han de integrar el Consejo entre Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales serán propuestos para su nombramiento por el Rey de acuerdo con el siguiente procedimiento:

1. Podrán ser propuestos los Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales que se hallen en servicio activo y no sean miembros del Consejo saliente o presten servicios en los órganos técnicos del mismo.

2. La propuesta será formulada al Rey por el Congreso de los Diputados y el Senado, correspondiendo a cada Cámara proponer seis Vocales, por mayoría de tres quintos de sus respectivos miembros, entre los presentados a las Cámaras por los Jueces y Magistrados conforme a lo previsto en el número siguiente.

(...)



Siendo pues elegidos ya el total de los 20 miembros por el Poder Legislativo, cuya emanación del pueblo es manifiesta, desaparece el problema anterior y por tanto el riesgo de endogamia, pero a cambio tenemos un nuevo problema: queda comprometida la independencia del Poder Judicial respecto al Poder Legislativo.

¿Cómo podría ser plenamente respetado, tanto en su literalidad como en su espíritu, el artículo 2 de la Constitución en lo que se refiere al Poder Judicial y, a la vez, garantizar la plena independencia entre los distintos poderes del estado? En mi opinión solo hay un modo efectivo: sufragio universal. En Estados Unidos es así como se realiza la elección de jueces a nivel de condado. Yo adoptaría ese sistema, pero con una salvedad: la elección de jueces a niveles superiores se haría también por sufragio, pero no universal, sino de entre los jueces que estén al nivel inmediatamente inferior.

Comentarios

#1 Imagen de balsero1968

Herodoto, en EE.UU los jueces 'federales' son elegidos por el ejecutivo y tienen que ser ratificados por el legislativo, no recuerdo si el Congreso o el Senado. Una vez elegidos tienen garantizadas dos cosas (que les permiten las mayores chorradas) - que el cargo es vitalicio y que nunca les pueden bajar el sueldo - :-). En cambio sí se lo pueden subir :-)

Los estados como bien sabes son independientes del estado federal y tienen su propia constitución cada uno. Con las cosas más raras en algunos casos Y varía mucho de estado a estado como son elegidos los jueces estatales y locales. Yo personalmente no iré jamás a algunos estados dado el poder de la judicatura 'local' y sus atribuciones. Pero no hay un criterio uniforme para todo el país en cuanto a la judicatura no-federal pues depende de cada estado.

Una de las razones (que me sorprende ignoren ilustres presidentes, ministros de exteriores y de justicia de todos nuestros gobiernos y también de la UE) para que EE.UU casi nunca ratifique tratados internacionales (Kyoto por ejemplo), por más que le ponga cachondo al presidente de turno tiene que ver con su sistema judicial.

Si en España el gobierno de Zapatero no cumple Kyoto (como de hecho pasa), o no lo cumple Aznar (como de hecho ocurrió), los gobernantes , Zapatero, Aznar, etc se encogen de hombros, dan buenas palabras al pueblo, nuevas promesas o excusas y sanseacabó. En EE.UU un juez federal de chichinabo puede meter en la cárcel si el tratado está firmado y no se cumpliera (Kyoto por ejemplo) al presidente, vicepresidente, a todo el ejecutivo, a los gobernadores de los estados que no lo cumplan, a los consjeros locales de gobierno, alcaldes, concejales, etc. En fin, a medio país. :-). Es un sistema donde, aunque está consagrada la división de poderes, los jueces en algunos casos dictan la política. 

Imagínate al juez español chiflado ese que odia a los homosexuales de presidente del constitucional español, con un cargo vitalicio.

Y sin poder bajarle el sueldo. :-)

b.

#2 Imagen de Evocid

Bueno, balsero, yo tengo solo una media idea de cómo debería ser establecido el Poder Judicial. Para mi su estructura debería estar asentada básicamente en 3 principios:

  • El Poder emana de la ciudadanía
  • Los 3 poderes del estado han de ser independientes
  • Imperio de la Ley

Para cumplir plenamente con los 2 primeros sólo se me ocurre que en algún nivel los jueces han de ser elegidos por sufragio universal, y ese nivel ha de ser determinante en la configuración de los demás. En Estados unidos los jueces de nivel inferior son elegidos directamente por el pueblo (al menos eso es lo que tenía entendido que ocurría con los jueces de condado). Es un sistema cuyo funcionamiento no es necesario demostrar: ya está ahí. A niveles superiores, como son los jueces federales que mencionas, la elección viene determinada desde los poderes Ejecutivo y Legislativo. Esa es la parte que no me gusta.

La alternativa que yo planteo es un sistema judicial piramidal en la que los jueces de la base estén directamente elegidos por la ciudadanía y los jueves de niveles superiores elegidos por sufragio entre los jueces de nivel básico. Por ejemplo, una adaptación muy simplificada del sistema americano sería: jueces locales elegidos por sufragio universal, jueces federales elegidos por sufragio entre los jueces locales, y jueces del tribunal supremo elegidos por sufragio entre los jueces federales.

Aparte de ello, un organo independiente del poder judicial, y que sí dependería de los otros poderes del estado, velaría por el último punto, sometimiento del poder judicial al imperio de la ley, pues un problema que preveo en mi sistema es que un juez demasiado "populista" pudiera forzar un poco la interpretación de las leyes si considerara que esto le fuera a traer más votos.

El sistema que planteo no puede evitar la posibilidad de que un juez homófobo acabe presidiendo el tribunal constitucional, claro, pero ¿Es que el sistema actual sí lo evita? por lo demás, mientras en su actuación el juez se someta al imperio de la ley, me importan más bien poco sus creencias.

Por cierto, me encanta la posibilidad de que si un gobernante firma un tratado y luego no lo cumple pueda ser acusado por ello. Es más, creo que los programas políticos deberían tener un caracter contractual, y que si los políticos responsables no ponen su empeño en el cumplimiento del programa deberían poder ser acusados de violación de contrato, pero supongo que esto es, al igual que lo que he planteado antes, política-ficción.

Saludos

#3 Imagen de balsero1968

Creo necesario precisar que yo no he dicho que el incumplimiento de un programa político genere alguna responsabilidad penal o contractual en EE.UU.

Eres tú quien afirma que debería, porque te encanta, existir una violación de contrato.

Pero una cosa, incumplimiento de un tratado,  y la otra, incumplimiento de un programa electoral,  no son la misma. Un tratado internacional, hasta donde yo sé y y soy lego, tiene carácter 'constitucional' en EE.UU. Un juez federal puede considerar que su no cumplimiento puede equivaler a que un gobernante incumpla la ley.

No que incumpla un programa. Que incumpla la ley.

Es en ese sentido que los gobernantes estadounidenses se cuidan mucho de firmar tratados internacionales. Son típico moratorias, leyes del mar, ecología y todas estas cosas que *adoran* los amantes de algún tipo de gobierno mundial.

La ministra de Medio Ambiente de Dinamarca en la reunión sobre Cambio Climático de la ONU el pasado día 24 de Septiembre declaró en la sede de las Naciones Unidas 

  • Se me agota la paciencia por esperar a que EE.UU firme Kyoto

Lo único que logró es que se descojonaran, por su ignorancia, todos los los analistas que conocen la leyes, más estrictas que las europeas, que gobiernan la realidad federal estadounidense. No digo que sea mejor o peor esta realidad, pero espero de una ministra que realiza frases tan solemnes que la conozca. 

Como premio el belt (cinturón) de Washington (el conjunto de empresas y despachos que viven de las actividades de lobbying federal, plenamente legales) la nombraron

  • Pomposa del mes

y, en artículos vitriólicos, incluso la prensa liberal (tipo El PAIS, Público, Le Monde, o The Guardian), le recordaron a la pomposa ministra danesa que en los últimos 5 años EE.UU ha reducido sus emisiones en porcentaje y valores absolutos. ¿Sabes qué ha hecho la Europa cacareante de compromisos ecologistas con España a la cabeza?

  • Los ha aumentado :-). España más que nadie.

Los estereotipos, en mi opinión, son repugnantes.

b.

 

#4 Imagen de Evocid
La idea de que el programa político que un partido presenta antes de las elecciones debería tener un caracter contractual entre el partido y sus votantes, del mismo modo que la propaganda comercial tiene un caracter contractual entre la empresa y sus consumidores, es únicamente mia. Además no tiene, hasta donde yo sé, ningún precedente.
#5 Imagen de Angel Oblitas

Han transcurrido algunos años sobre la sugerencia de eleccion directa del Poder Judicial y el dia de ayer tomaron posesión los recientemente electos.
Cual tu opinion?