Noviembre

Los datos satelitales de la baja troposfera indican que Noviembre último ha sido el mes más frío desde Enero de 2000.

Según se desprende de las mediciones RSS MSU (Remote Sensing Systems/ Microwave Sounding Units) obtenidos a través de plataformas con órbitas polares. Estos datos satelitales se recopilan desde Noviembre de 1978. No llega a 30 años todavía su tiempo de existencia pero su fiabilidad es superior a las estaciones in situ.

Con estos datos es probable que el año 2007 termine como el más frío del s. XXI. La prensa alarmista no lo presentará así y para conciliarlo con los mensajes que atizan el terror climático nos dirá otra cosa (por ejemplo, 2007 es el noveno año más caliente). Los datos terrestres de GISS, de James Hansen, pueden decir cualquier cosa y siempre en apoyo del terror.

El aumento de la temperatura en la baja troposfera es una predicción incumplida. Los hechos contradicen los modelos climáticos y, sin embargo, se toman decisiones políticas a partir de un marco de conocimiento insuficiente.

Dos posibles razones para la anomalía observada pueden ser la influencia de La Niña y la baja actividad solar con un ciclo 24 aún sin comenzar.

b.

La bola de cristal de balsero :-)

He ido corriendo a comprar lotería.

El pasado día 6 escribí que "Los datos satelitales de la baja troposfera indican que Noviembre último ha sido el mes más frío desde Enero de 2002".

Y anunciaba que los propagandistas del terror climático encontrarían alguna manera de seguir atizando la propaganda del miedo a través de algún eufemismo. Con mis disculpas por la autocita, lo decía así:

Es lo que ha ocurrido. Revitalizando las ascuas de mi pasión por las predicciones imposibles.

La alarmista-divina-de-la-muerte Alicia Rivera - que con Rafael Méndez se encarga de transmitir bobadas sobre estos temas en EL PAÍS - escribe hoy

Tratando de ocultar que las temperaturas no están subiendo. Y que según se desplace la media móvil se puede decir lo contrario: están bajando :-)

Me alegra que la Rivera escriba lo que yo ordeno :-)

Me alegra menos que la periodista - que escribe sobre el calentamiento global del planeta - no se quede perpleja porque a la mitad del planeta (el hemisferio Sur) no le da la gana calentarse y así la palabra global pasa a significar la mitad del globo.

Esta pirueta lingüística es muy interesante políticamente. Si el presidente Zapatero le propone al Sr. Rajoy un acuerdo global  D. Mariano debe andarse con cuidado. Porque podría querer decir D. Jose Luis "cumpliremos la mitad del acuerdo, la que me interesa a mí porque global significa la mitad de global" :-)

La periodista Rivera se apoya en sus explicaciones en el fenómeno de La Niña. Se olvida de que los mismos que la proporcionan los datos predijeron en Enero pasado que el fenómeno dominante en 2007 no sería La Niña sino El Niño.

Quizá no deba jugar a la lotería el dia 22 y esperar al sorteo de Reyes con mi bola de cristal

  • Al sorteo de El Niño

:-)

b.