Virus versus células (dedicado a LunaBruna)

A todas estas, ¿son o no son seres vivos los virus? (LunaBruna)

A André Lwoff, allá por 1959, le hicieron la siguiente pregunta: ¿qué es un virus?. La respuesta fue la siguiente: ¡Un virus es un virus!. Imagino la cara que puso el destinatario de la respuesta.

Estas dos páginas tratan sobre los seres vivos y su evolución:

Arbre de la vie

Palaeos

Ninguna de las dos contempla el estudio de los virus.

Ahora mira ésta (una de las más consultadas):

http://tolweb.org/Life_on_Earth/1

Aquí sí aparecen los virus, pero fíjate cómo, como algo aparte y, además, precedido de un signo de interrogación.

Concepción inicial de los virus

Tras su descubrimiento, por Iwanowski en 1892, se pensó en los virus como seres vivos capaces de provocar enfermedades en las plantas y en los animales y de propagarse de unas víctimas a otras. Se comportaban como las bacterias, pero su tamaño era mucho menor. Serían pues las formas vivas más simples. Ni siquiera las bacterias se libraban de ellos: en 1916, se descubrió que hay virus capaces de infectar a las bacterias, les llaman bacteriófagos o, simplemente, fagos.

La estructura de un virus no es "celular" sino puramente molecular

Fue en 1935, cuando Wendell Stanley y su grupo lograron cristalizar por primera vez un virus: el virus del mosaico del tabaco (precisamente el mismo tipo que Iwanowski descubrió en 1892). Como paso previo habían obtenido una muestra muy purificada. La cristalización es una consecuencia del pequeño tamaño de las partículas y del elevado grado de pureza de la muestra. El análisis puso de manifiesto que el virus constaba de moléculas complejas (proteína y ácido nucleico) pero carecía de sistemas esenciales para realizar las funciones del metabolismo, la actividad química de la vida. Por este trabajo, Stanley recibió, compartido, el premio Nobel de química de 1946 (no de fisiología o medicina).

El descubrimiento de Stanley degradó a los virus a la categoría de "compuestos químicos inertes". Investigaciones posteriores del propio Stanley y de otros, pusieron de manifiesto que los virus consisten en ácidos nucleicos (ADN o ARN) encerrados en una envoltura proteica que puede albergar también otras proteínas implicadas en la infección.

Dicho esto, un virus se parece más a un conjunto de moléculas que a un organismo.

La célula es el sistema menos complejo que posee eso que llamamos "vida"

Un "ser vivo" u organismo puede crecer y reproducirse. Para crecer y reproducirse el organismo toma materiales del exterior y los asimila, convirtiéndolos en sustancia propia. Un organismo posee algún sistema para obtener energía a partir de una fuente externa, dicha energía es necesaria para la realización de numerosos procesos. Un organismo posee un programa genético (ADN en todos los casos) que determina la forma en que el organismo se desarrolla, funciona y responde a los diversos ambientes.

Un organismo está formado por células, por una o por muchas. La célula es un recinto cerrado en cuyo interior se realizan las reacciones químicas necesarias para la vida. Es capaz de auto-mantenerse, auto-reproducirse y auto-regularse. Es, por lo tanto, autónoma, y es considerada como la cosa más sencilla que posee todas esas propiedades citadas en el párrafo anterior.

Cómo opera un virus

Un virus, en estado libre, es algo inerte: no capta nutrientes, no posee sistemas para captar y usar energía, no metaboliza, no crece, no se reproduce.

Sin embargo, cuando un virus se adhiere a la superficie de una célula adecuada no se muestra inactivo. Por diversos mecanismos, el ácido nucleico vírico (ADN o ARN) se introduce y queda libre en el interior celular. Entonces, la propia maquinaria celular es usada al servicio del virus. Múltiples unidades de los constituyentes víricos (ácido nucleico y proteína) son elaboradas, ensamblándose para formar nuevas partículas víricas completas, que tras abandonar la célula hospedadora, quedarán libres en el medio, dispuestas para infectar, quizá, a otras células.

Epílogo

¿Están vivos los virus? Depende de a lo que llamemos "vida". Como ves, al final la cosa queda en una cuestión semántica. Creo haber puesto sobre la mesa los elementos que necesitas para que tú misma puedas responder a la pregunta.

Un saludo, LunaBruna.

*******

Nota: El texto anterior apareció por vez primera en el foro Agora el día 4 de julio de 2006.

http://boards2.melodysoft.com/app?ID=agoraabierta&msg=1300&DOC=61

Comentarios

#1 Imagen de Xenon

Muy interesante su artículo, Dr. Nakai. Sólo añadir que hay "algo" más pequeño y mortífero que los virus: los priones. Esas proteínas carentes de ácido nucleico son las responsables de un conjunto de enfermedades neurodegenerativas que yo diría tienen una prevalencia inusual en nuestro pueblo: las encefalopatías espongiformes.

La más conocida: Encefalopatía espongiforme bovina, a.k.a. "enfermedad de las vacas locas"

La más extraña: Insomnio familiar fatal

La de ámbito geográfico más restringido: Kuru

Aquí no se da el problema que plantean los virus, porque definitivamente un prión NO es un ser vivo. Sin embargo, tras un período de incubación que puede ser tan largo como 30 años, una vez que la enfermedad eclosiona, la muerte es segura y generalmente se produce en los doce meses que siguen a su manifestación.
 

#2 Imagen de anthiito

¿a que llamamos celula hospedadora?¿e infeccion viral?

#3 Imagen de Nakai

** Cuando el parásito es intracelular (el caso de los todos los virus y de algunas bacterias), a la célula que lo aloja se le llama célula hospedadora.

También cabría hablar de célula hospedadora para referirse a un célula que alberga endosimbiontes.

La diferencia entre los dos casos está en el tipo que relación: parasitismo en el primer caso, simbiosis en el segundo,

 

** Un infección viral es una infección causada por un virus.

Saludos.