Cartografía del Renacimiento. Antecedentes

Los mapas del siglo XV

 

1.- Portulano de Petrus Roselli (1447-65), escuela mallorquina. El siglo XV fue un siglo de cartografía  rica y abundante que surgió de la mano de una generación de cartógrafos preciosistas, trazadores de portulanos. Ya se trató este tema en un capítulo anterior, pero es interesante resaltar que la tradición portulana trasciende la Edad Media y el ámbito mediterráneo. Encontraremos mapas de este estilo y de bellísima factura trazados incluso en el siglo XVII.

El siglo XV fue muy fructífero en producción de mapamundis. Más de trescientos han llegado hasta nuestros días realizados entre 1400 y 1492, pero la mayoría de ellos se enmarcan en el estilo macrobiano o en el isidoriano. Sólo han sobrevivido poco más de una docena de mapamundis y un globo terráqueo con verdadera intención cartográfica e interés por la geografía.

2.-Mapamundi de Andrea Bianco, 1432; y de Giovanni Leardo. 1442

3.- Mapamundi de Andreas Walsperger, 1445; y de Fra Mauro, 1459

Se trabajaron también Mapamundis circulares en clara referencia a la esfericidad de la tierra aunque su definición no era mejor a la de los anteriores mapas medievales. También se desarrollaron  atlas generales  y cartas náuticas enfocadas a la navegación, que ponían el acento en  el Atlántico y detallaban con precisión  las nuevas rutas marítimas que recorrían las costas occidentales de Europa y África.

La inquietud geográfica a lo largo del siglo XV estaba estrechamente relacionada con el interés económico y comercial y se centraba en las rutas de comunicación entre Oriente y Occidente. El comercio mediterráneo sufrió una continua recesión en la segunda mitad del siglo XV. Las rutas que comunicaban el interior de África con los puertos norteafricanos estaban controladas por el Islam y cuando, además, el Imperio Otomano tomó el control de las rutas terrestres entre Europa y Asia, el comercio terrestre se vio seriamente comprometido para los reinos cristianos, que optaron por buscar nuevas expectativas en  el desconocido y tenebroso Atlántico.

4.- Mapamundi incluido en un atlas anónimo dibujado de Florencia en torno a 1450. A pesar de su pretensión de ser un mapamundi, lo cierto es que solamente el área mediterránea mantiene alguna verosimilitud. El norte de Europa está tan desdibujado como lo estaba en los más antiguos portulanos, y tanto África por debajo de la cordillera del Atlas, como Asia, son pura fantasía.

5.- Mapamundi de Génova, realizado alrededor de 1470, de autor desconocido. Ha sido también atribuido a Paolo Toscanelli, aunque su autoría está poco fundamentada y es muy dudosa.

6.- Esquema del océano Atlántico que Paolo Toscanelli envió al rey de Portugal. Toscanelli fue un matemático, astrónomo y cosmógrafo italiano de reconocido prestigio y convencido de que el camino más corto entre Lisboa y las Indias se abría hacia el oeste. Dibujó un esquema del océano Atlántico que envió al rey de Portugal explicándole que desde Lisboa hasta Quinsai, capital de China meridional, había veintiséis espacios de 250 millas cada uno (6.500 millas). Por el camino se encontraban dos grandes islas, la primera, Antilia, distaba 10 espacios desde Lisboa y otros diez discurrían entre Antilia y Cipango para finalmente llegar a las Indias orientales. Se sabe que Colón mantuvo contacto e intercambió información con Toscanelli. Aunque las mediciones de éste resultaron erróneas, fueron aceptadas por el descubridor, que realizó su primera travesía atlántica llevando consigo una copia de la carta náutica de Toscanelli. Las primeras islas descubiertas en el Caribe reciben su nombre de la mítica isla Antilia.

7.- Globo terráqueo de Martin Behaim. Geógrafo alemán nacido en Nuremberg en 1459-1507. Llegó a Lisboa en 1484 y allí se introdujo en los círculos cortesanos donde adquirió un gran renombre como cosmógrafo. En 1492, antes del descubrimiento de América, diseñó un globo terráqueo que según algunos autores pretende ser una proyección esférica del mapa de Toscanelli. Otros autores opinan que son mapas independientes pero estrechamente relacionados pues ambos reflejan las ideas cosmográficas de finales del siglo XV. Seguramente también Colón y Behaim tuvieron que conocerse, pues ambos estuvieron en Portugal compartiendo los mismos ambientes e intereses en los mismos años.

8.- Portulano atribuido a Cristóbal Colón. Es poco conocida la circunstancia de que  los hermanos Colón, tanto Cristóbal como Bartolomé, tenían amplios conocimientos de cartografía. Este mapa se atribuye al primero. Es un portulano típico en el que se muestran con detalle los puertos mediterráneos y atlánticos de Europa y África. Llama la atención el gran espacio vacío de detalles que se concede al Atlántico. Probablemente ese espacio desocupado en el mapa pretendía dejar abierta un camino a la imaginación y a la aventura de navegarlo. El mapa debió ser trazado en 1492 después de la conquista de Granada, pues sobre la ciudad ondea la bandera española, y antes, obviamente, de emprender el viaje que conduciría al descubrimiento de América.

***

Veremos cómo a partir del siglo XVI, también la cartografía, como todos los ámbitos de la ciencia  y del arte,  experimentó el impulso renacentista y lo hizo con un estallido tan espectacular como la misma expansión de la tierra conocida, que en menos de un siglo duplicó su extensión.

9.- Detalle del planisferio de Cantino, 1502. En él aparece, claramente dibujado por primera vez, el meridiano que deslindaba las zonas de influencia de España y Portugal en el nuevo mundo. El convenio, conocido como tratado de Tordesillas, fue suscrito en junio de 1494 entre Isabel y Fernando, reyes de Castilla y Aragón, y Juan II rey de Portugal.

10.- Elementos decorativos en los mapas. Los cartógrafos se esmeraron en reflejar fielmente la realidad geográfica en sus trabajos, para ello recogían cuantas informaciones  pudieran proveer y las trasladaban a los mapas con precisión y metodología casi científica. Sin embargo ese empeño por la exactitud no les llevó a renunciar a los elementos fantásticos que habían pertenecido tradicionalmente al ámbito de la "terra incognita" o a los confines del "mar tenebroso". La cartografía renacentista es asombrosamente pródiga en representaciones de criaturas portentosas  y extraordinarias.

***

Tres hechos principales promovieron definitivamente la eclosión de la cartografía moderna:

A) La revolución comercial y la evolución de las artes náuticas a lo largo del siglo XV, que permitió arriesgarse a salir a alta mar y navegar en altura sin demasiado riesgo de perderse en el océano y no poder regresar al puerto de origen.

11.- Diversos tipos de embarcaciones dibujadas en los mapas portulanos de los siglos  XIV y XV. Algunos  presentan los rasgos típicos de los navíos que surcaban el mediterráneo: naves pequeñas de casco estrecho y ligero con arboladura simple y vela latina; otros son más semejantes a la galera atlántica: de casco redondo y vela cuadrada, recios y mejor adaptados a la navegación de altura..  

B) La invención de la imprenta y la divulgación de la de la obra de Ptolomeo, que abrió el camino de la geografía científica y permitió, gracias a las técnicas de reimpresión, reproducir y actualizar los mapas a un coste muy asequible, incorporando de inmediato los más recientes descubrimientos.

12.- Primera edición de imprentan del mapamundi de Ptolomeo en 1470.

C) Los viajes de exploración y los descubrimientos de los portugueses en la ruta del Este, bordeando África y el sur de Asia, y de los españoles por el Oeste, descubriendo América y el Pacífico.

***

Algunas referencias bibliográficas en http://valdeperrillos.com/books/bibliograf-recursos-digitales-sobre-cartograf-mapas-antiguos 

  Este trabajo fue realizado en Marzo de 2008 por Antonia Buades, en Palma de Mallorca.

Comentarios

#1 Imagen de Invitado

La paz esta mucho mas alla de nuestros nombres, razas y formas, empecemos con el respeto y el corazón.

arre :$

Mandá

CUMBIO al 2112

los amo mis amores(L
EFFES (L

#2 Imagen de johanna

la infurmacion no me sirbio de nada