Una genealogia (breve) del Progreso

¿Fue Kant quien sistematizó definitivamente la idea del Progreso?

¿Se inspiró en Condorcet?
¿Cómo ha sido la evolución de esta idea?
 
Lo siguiente es un breve resumen de diferentes puntos de vista sobre el tema (básicamente John Bury (1861-1927) en su libro “La idea del Progreso” (1920) y Robert Nisbet (1913-1996), “Historia de la idea del Progreso”, crítico con las ideas de Bury).
 
Empezaremos con una definición de la Idea del Progreso y sus implicaciones (Bury):
La idea del Progreso humano es, pues, una teoría que contiene una síntesis del pasado y una previsión del futuro. Se basa en una interpretación de la historia que considera al hombre caminando lentamente en una dirección definida y deseable e infiero que este progreso continuará indefinidamente.
 ....
El progreso humano pertenece a la misma categoría de ideas que la Providencia o la inmortalidad personal. Es una idea verdadera o falsa y, a semejanza de aquellas otras, no puede probarse su verdad o falsedad. Creer en ella exige un acto de fe.
 
Esto tiene tres implicaciones:
-Que se llegará algún día a alcanzar una condición de felicidad general, pues si no, la dirección adoptada no sería la deseable.
-Debe de ser el resultado necesario de la naturaleza psíquica y social del hombre, no a merced de voluntades externas, pues en este caso la idea de Progreso equivaldría a la Providencia.
-La humanidad debe tener tiempo suficiente.
 
Veamos pues la cronología:
 
Edad Antigua: Según Bury, a pesar de los evidentes progresos de la ciencia en la época griega, los griegos no tenían manifestada la idea del Progreso. Las causas estarían en una escasez de historia y en la idea extendida de una pasada Edad de Oro de la raza humana a partir de la cual se había producido una degeneración, además tenían un concepto cíclico del universo y eran individualistas.  Los únicos que pudieron haber tomado esta idea del Progreso fueron los epicúreos, pero se quedaron a medio camino.
Nisbet niega este hecho y pone como ejemplo diversos fragmentos de escritos griegos que hablan de una evolución hacia el futuro.
 
Cristianismo: Ya ha quedado dicho que Bury asegura que la idea del progreso es incompatible con la esperanza en la salvación a través de la Divina Providencia mientras que Nisbet lo niega:
Acerca de la idea de progreso, está muy difundido un concepto erróneo que debo subrayar de inmediato. Se cree comúnmente que esta idea es absolutamente moderna, prácticamente ignorada por los antiguos griegos y romanos, totalmente desconocida para el pensamiento cristiano que gobernó a Europa desde la caída de Roma hasta fines del siglo XVII, y que se manifestó por primera vez en las corrientes del racionalismo y la ciencia
Curiosamente ambos citan la misma fuente, San Agustín y “La Ciudad de Dios”.
 
En mi opinión el análisis de Bury es mas acertado que el de Nisbet. Está claro que en cualquier época habrá habido gente que hable de los progresos realizados o por realizar pero eso no da para hablar de una verdadera idea del Progreso.
Séneca dijo : “Muchos descubrimientos están reservados a las edades futuras, cuando nuestro recuerdo se haya extinguido de la memoria de los hombres, pero a continuación añadió: “¿Estas sorprendido porque digo que el saber humano no ha llegado todavía a cumplir su tarea? ¿Por qué?. La maldad humana no se ha desarrollado totalmente todavía”.
 
 
Renacimiento: A pesar de todos los avances conseguidos en esta época la idea del Progreso sigue sin tener cabida. La sociedad aborrece del periodo anterior y se vuelve a mirar hacia los antiguos griegos. Sigue presente la idea de un previsible declinar de la civilización. Sobre 1550 Louis Le Roy escribe:
Si el recuerdo del pasado consiste en instruir al presente y anticipar el futuro, habría que temer que una vez alcanzado un tal grado de excelencia, el poder, la sabiduría, los estudios, los libros, la industria decaerán, como ha sucedido en el pasado, y desaparecerán surgiendo la confusión tras el orden y la perfección actuales, la barbarie tras la civilización, la ignorancia tras el saber.
Pero intenta una salida.
Aunque es cierto que estas cosas suceden según la fatal ley del mundo y tienen sus causas naturales, sin embargo los acontecimientos dependen sobre todo de la Providencia divina, que es superior a la naturaleza y es la única que conoce los tiempos predestinados de los acontecimientos.
Será sin embargo en este momento cuando se creen los cimientos de una idea del Progreso tal y como la entendemos hoy. Francis Bacon (1561-1626) fija el pensamiento de que el fin de la ciencia es mejorar la vida humana, acrecentar la felicidad de los hombres y mitigar sus sufrimientos, abandonando la idea griega de la ciencia como satisfacción especulativa.
“Los verdaderos antiguos somos nosotros, pues los griegos y los romanos eran mas jóvenes que nosotros en cuanto a edad del mundo. Y de igual modo que esperamos de un anciano mayor conocimiento de las cosas que de un joven, igualmente tenemos buenas razones para esperar mucho mejores cosas de nuestro tiempo que de la Antigüedad”.
Se estaban creando las bases para una autentica idea del Progreso, que pueden resumirse en tres:
- Liberar a la ciencia y a la filosofía del yugo de la autoridad griega.
- Reconocer la sumisión del saber a las necesidades humanas.
- Aceptar la inmutabilidad de las leyes naturales (pues sin esta aceptación no podrían sentarse las bases para una ciencia sólida).

(continuará)

Comentarios

#1 Imagen de ALV

Pablo, te agradezco el artículo, me parece oportuno, pero discrepo con el corolario final. 

¿Quiénes eran los jóvenes y en relación a qué medida o referencia? ¿Medimos la calidad de una civilización por el tiempo de la misma o por la calidad de sus logros? 

Indios, babilonios, egipcios y griegos no fueron especulativos, construyeron templos, pirámides, jardines y edificios, crearon el arte, la medicina, la cosmología, la mecánica, la aritmética y la geometría. Nosotros heredamos, no sus especulaciones, sino sus avances. 

No sólo no tenemos que liberarnos de los griegos, no parece que nos opriman, sino que hemos de estudiarlos con esmero, al menos así lo pienso. La geometría euclídea, por ejemplo, sigue vigente, aunque coexista con otros dibujos del espacio, no entiendo de qué manera ha de oprimirme la geometría euclídea. La palabra sumisión no me gusta, más que someter el conocimiento a las necesidades humanas prefiero formularlo como poner la ciencia al servicio de la ética y el sentido común. 

La inmutabilidad de las leyes naturales no sé lo que es, me desconcierta el enunciado. Hay leyes que descubrimos u ordenamos o recreamos, no sé si son inmutables, pero si me hacen feliz y veo que no dañan la vida las doy por buenas. De hecho, la ciencia es neutral, al menos en su teoría, otra cosa es el uso técnico que demos a la ciencia, coincido contigo que es mejor darle un uso benéfico. Saludos.

 

 

 

 

#2 Imagen de Pablo

Estoy preparando la segunda parte que logicamente empieza en Descartes.

Lo de los jóvenes y viejos era una idea expuesta por Bacon que lo que trataba era de contrarestar la opinión de la época de que no se podia contradecir las opiniones de los "antiguos", porque eran los sabios, eran nuestros padres que sabian mas que nosotros. Antiguo es una palabra ambigua. Bacon dice que los antiguos autenticos son los de la generación actual, porque acumulamos toda la experiencia anterior, mientras que los griegos eran los jovenes, jovenes sin experiencia. El caso es que en esa época, si por ejemplo Aristóteles habia dicho algo, nadie se atrevia a contradecirlo.

Lo de la inmutabilidad de las leyes naturales se refiere a que si llueve o no llueve se debe a motivos meteorologicos, temperaturas, corrientes de aire, etc, y las leyes que gobiernas estos hechos son inmutables (aunque tal vez aun desconocidas) no al capricho de algún dios enfadado. En el año 1500 esto no estaba claro.

 

#3 Imagen de ALV

 Pablo, el comentario de Bacon me parece apresurado, decir que los griegos eran jóvenes me parece incorrecto, dependerá de la referencia de la medida. Si los helenos estudiaron en las escuelas egipcias (Pitágoras desparramó veinte años entre Babilonia y Egipto) supongo que habrán concentrado el saber de los egipcios en un lapsus de tiempo determinado. La transmisión del conocimiento depende de la calidad más que de la temporalidad y Bacon se apresura al emitir su juicio, lo que no quita mi admiración por el británico. 

Aristóteles tuvo, tiene y tendrá contradictores, un hecho que lejos de disminuir su figura la acrecienta. Lo mismo les ocurre a Sócrates, Pitágoras, Antístenes y Crisipo, la dialéctica es consustancial al saber. 

Bueno, una cosa es la inmutabilidad de las leyes de la naturaleza y otra es su incognoscibilidad, tienes toda la razón. 509 años después no sabemos qué le ocurre al clima, si es que sufre una alteración real o todo es fruto del delirio de los gaianitas