La balsa en Asia

DE LAS COPIAS DE LAS COPIAS

Ha habido diversos sucesos de sobones toquiteando señoritas en el Metro de Shanghai aprovechando la congestión en horas punta y las autoridades de ese medio de transporte se han metido en un lío fenomenal dando a entender que si las damas fueran vestidas más recatadas tales sucesos no ocurrirían. Las redes sociales se inflamaron de indignación por la sugerencia y más aún cuando en una reacción estúpida la empresa que gestiona el suburbano hizo público cómo iban vestidas algunas usuarias mediante grabaciones de las cámaras de seguridad. Entonces la reacción fue ya de bomba nuclear, las señoras y las redes sociales bramaron con enorme furia y el Metro de Shanghai hubo de recular deprisa pidiendo todo tipo de disculpas.

Estupidez de la empresa y cerril machismo aparte, además de los cerdos sobones, yo me pregunto si es posible en verano andar por Shanghai sin ir medio desnudo y, moralidad o no moralidad, la respuesta es que no, porque la ciudad es un infierno de calor y nadie se aventura a la calle si no es medio en pelotas. Salvo Lanlan, que no suda jamás ¿cómo lo hace?.


DEL ESTADO TERAPEUTICO O DEL BIENESTAR

Yue Minjun ÓleoRecién llegué a Shanghai de vuelta tras un corto viaje a mi patria por motivos familiares. La escala en Dubai se prolonga horas, algo le pasa al avión que ha de llevarme a China. Habrá un largo retraso y repaso mientras las noticias en un fumadero. He descubierto que al contrario que en España en el aeropuerto de Dubai hay un sitio decente para que los que fuman puedan seguir con sus adicciones. Está limpio, ventilado, dispone de las mismas facilidades que se ofrecen los pasajeros que no se drogan y asiento mi trasero en un cómodo sofá rodeado de otros pacíficos yonquis del tabaco. Un recuento me indica al menos quince o veinte nacionalidades. El tabaco es puro cosmopolitismo.

Algo me preocupa. He estado muy ocupado y no he comprado regalos, ni nada, a nadie. Habrá problemas con Lanlan.

Seguro.


DESAMORTIZANDO EL PATRIOTISMO

´Tu país está mal balsero ¿qué zapatos encargo?´- Wei Ming no deja de hacer escorzos delante del espejo del sastre, toda la noche jugando mah jong le ha reportado un dineral y siendo un tipo espléndido que gusta de obsequiar a los amigos nos estamos haciendo unos trajes en una sastrería de DonPing Lu.

´No escojas estos Church de cordones y dos colores, son para mí´ -unos zapatos que costará domarlos tres meses y durarán como nuevos quince años -´sí, está mal. Deberíamos usar el timo patriótico y arreglarlo´.

 ´Pero si tú nunca engañas a compatriotas´- y luego se engolfa en discusiones con el sastre sobre si conviene o no dejar los puños de la camisa en bisel.


DE ROMÁNTICOS DE BACO O CONTABLES DEL VINO

A mi amigo el Pirata le gusta el vino, me consta es un romántico incurable a pesar de su desprecio por los nacionalismos y odia las matemáticas ¿será partidario de puntuar los vinos?. 

Hace un calor en Shanghai que irrita, todo el mundo de mal humor, acomodo el trasero bajo un parasol en la terraza de un cafetín y ordeno un gigantesco vaso de té helado. ¿Tiene sentido puntuar los vinos?. Es una absurda pregunta y por eso es buena, alivia la sofocante tarde en la perla de oriente. Y he de pensar en uno o más vinos para el partido de fútbol de mañana. Juega España, y amigos italianos vienen a casa. Va a ser una risa.

 


DE BALBUCEOS Y CHARLATANES

Pasé un par de días en Macao con Seven. Yo quería jugar en los casinos y ella comprar cosméticos, los precios son más ventajosos que en Shanghai. No tenía ella interés especial en apostar, no lo había hecho nunca, se sentó con desgana en la gran sala de tragaperras del Lisboa. La enseñé los rudimentos del juego y me fui a observar las mesas de bacarrá.

Me había formado una idea clara de mesas y jugadores, y decidido sentarme en una mesa más apartada, con una mezcla equilibrada de occidentales, indios, y asiáticos, porque la mesa principal era feudo de chinos temibles y no entraba en mis planes llamar su atención.

Fui a buscar a Seven para hacerla saber de mis previsibles andanzas en el siguiente par de horas y no la encontré. En realidad, sí estaba. Sentada en la misma tragaperras. Pero no era ella. 

Era una bruja poseída por el azar.

 


DE CENA EN UNA BRASSERIE DE SHANGHAI CON POSTRE TEXAS

Wei Ming y yo nos hemos llevado al francés que conocimos en el tren a cenar.

  "¿Te apetece una taberna francesa auténtica?" la voz de Wei Ming suena sincera "la comida es excelente y el propietario un compatriota tuyo".

El francés asiente encantado, no conoce bien Shanghai pues reside al sur, en Shenzen, y mejor cenar acompañado en un auténtico bistrot de su tierra que alguna porquería de comida rápida en el hotel a solas. Bordea el taxi la antigua Concesión Francesa y pregunto crípticamente en voz baja a Wei por sus intenciones.

  "¿Texas? ¿a los postres? ¿Jean?"

  "Sí, sí, y sí" responde Wei Ming mientras saca cuatro cigarrillos.

Fumando todos, conductor incluido, deja el taxi flotando una estela blanca por las calles coloniales que Verne describe tan bien en las Tribulaciones de un Chino en China, sin haber pisado Shanghai jamás....

DE LOS PIES DEL CHELISTA RUSO A MA YO YO

Vuelvo en un tren de alta velocidad con Wei Ming, quedan horas de viaje y no sabemos si dormir o suicidarnos. Es una duda que solo tienen los fumadores cuando les encierras en una caja metálica lanzada a 300 kilómetros por hora. 

Un vecino de asiento que no conocemos, otro laowai como yo, extranjero, decide por nosotros. Ni vamos a dormir ni a matarnos. Debe ser un no fumador, o en el shanghainés rapidísimo de Wei ´un replicante del futuro que quiere impedirnos soñar con ovejas eléctricas´. El extranjero, sueco, alemán, suizo, vaya usted a saber, nos pregunta si la reacción en las redes sociales chinas a un suceso reciente protagonizado precisamente en un tren de alta velocidad por un violonchelista ruso no demuestra un nacionalismo chino exacerbado. Iba a bostezar cuando Wei Ming salta como si una avispa le hubiera picado en la oreja.

´¿nacionalismo? ¿tú eres tonto?´

´oiga!´

´¿eres completamente tonto?´- vamos a llegar a Nanjing, origen de la familia de Ma Yo Yo

Después de todo la nicotina y su síndrome de abstinencia serían derrotadas, el viaje promete ser divertido. 


 

DE LOS PECES DE NEWTON Y XENOFOBIA UTILITARIA


Mi amigo Wei Ming se rebela contra el reconocimiento póstumo. Sermonea erudito a Fangfang  pero habla solo, en el mejor estilo chino esta le ignora y a Wei Ming, algo que sigue asombrándome, parece darle igual. La camarera tiene sus ojos posados en un amigo mío, Alberto, que vive en Suiza, va camino de San Francisco, y en un ataque excéntrico que yo aprecio mucho ha venido a visitarme dirigiéndose a California desde Ginebra vía Shanghai, haciendo el viaje al revés. 

Alberto no es inmune a Fangfang, no hay varón a salvo en el planeta, y Wei Ming pregunta mi opinión sobre los malditos peces de Newton. ´Estoy contigo Wei´ le digo ´Isaac Newton puede que haya sido una mente privilegiada pero tuvo mucha suerte con los pescados´.

Alberto escucha frase tan rara y pregunta a Fangfang

´¿de qué hablan?´

´de apuestas´ responde la camarera más guapa en el delta del Yangtzé.


 

DE ANTROPOS EN TECNICOLOR

Mi amigo Luboš Motl menciona con alabanzas a varios físicos españoles, de primera división mundial todos, y al leer el nombre de uno de ellos he recordado que por culpa de ese tipo yo me dediqué a jugar poker y a otras cosas. Que Motl alabe a alguien obliga a interesarse por el alabado, de seguro reúne los méritos para merecer las buenas palabras. 

Los elogiados tienen algo en común, parte de sus estudios o posterior carrera académica pasó por la Universidad Autónoma de Madrid hace décadas. Allí dio clase y formó un grupo potente - germen en parte de los hoy elogiados - otro investigador y profesor, admirable por ambas cosas, al que yo como alumno estimaba por algo distinto, por algo muy importante para mí, su sentido del humor. Se llamaba Francisco Yndurain.

El dictador Franco había muerto el año anterior y este profesor comenzó su lectura de física cuántica en la primera clase en el mes de octubre anunciando que habría un examen el 20 de Noviembre (1).

´Esa me parece una buena fecha´ - dijo Francisco con una sonrisa.


Páginas