Las rebeliones populares de Túnez y Egipto

hambreSuperadas las ucronías de internautas en pantuflas y ciberperiodistas de salón que hablaban de las twitterrevoluciones para explicar lo que está ocurriendo en Túnez y Egipto, convendría pensar cinco minutos (más tiempo sí que sería revolucionario) en las causas de estas rebeliones populares.

Parece, y subrayo parece, pues analizar estos conflictos en caliente y apresuradamente siempre es arriesgado, que lo sucedido responde a la confluencia de tres factores:

i ) Corrupción política de los regímenes autoritarios de Túnez y Egipto. El nivel de corrupción de los órganos de gobierno y toda la estructura del régimen supera los puntos tradicionales de equilibrio. Pues ya no sólo se trata del abuso de poder (intrínseco a las dictaduras) sino de la comisión de todo tipo de delitos llevados a cabo con total impunidad y que se van haciendo visibles para la población.

ii ) Aumento del 90 % de los precios de los alimentos básicos, especialmente el trigo y el maíz. Esto ha supuesto un impacto brutal en estos países, porque en ellos la distribución del gasto los alimentos suponen un 33 % en Túnez y un 44 % en Egipto (frente a un 14 % en Estados Unidos).

iii) Una población joven numerosa y desempleada. El 30 % del total de la población de estos países tiene entre 15 y 29 años (frente al 21 % en Estados Unidos).

Conviene, por tanto, que las elites de las dictaduras no realicen exhibiciones de su riqueza ni hagan gala de su impunidad al cometer latrocinios; que la población tenga acceso a alimentos básicos a un precio no desorbitado; y que se implanten campañas de control de natalidad y contracepción o, al menos, no haya un número grande de jóvenes depauperados y sin trabajo.

De lo contrario, pasa lo que pasa.

---------------------------------------
Algunas fuentes utilizadas:
http://www.haver.com/comment/comment.html?c=110131c.html
http://www.themonkeycage.org/2011/01/egypt_corruption_not_the_state.html

 

Comentarios

#1 Imagen de observador subjetivo

Os invito a leer mi opinión sobre este conflicto aquí:

http://observadorsubjetivo.blogspot.com/2011/02/cambiar-para-que-nada-ca...

#2 Imagen de Sintética

Reconozco que este tema me atrae, me sobrepasa, era esperable, nadie lo esperaba, yo no lo esperaba. Se pide que se describa exactamente la dimensión de lo que está sucediendo y que se prediga cómo seguirá, indicando cuándo. Soy incapaz.

No sé si basta con que se dé un determinado nivel de vida para que una revolución popular ocurra, creo que sí, pero siempre que entre los marcadores de ese nivel de vida se incluya la cantidad de información de que dispongan los protagonistas: los tres factores que tú indicas y además el que excluyes.

No sé si se extenderá por el norte de África o se limitará ahora a Túnez o Egipto, pero me agarro a Kant y sé que a la larga se extenderá al mundo entero. Hemos pasado por ello, ahora vivimos mejor, lo saben, nos leen, nos ven. Es su ilustración, su revolución, es imparable, sí se puede intentar que suceda cuanto más despacio mejor: ahí están el régimen y sus partidarios palo en mano. 

#3 Imagen de Santo

1. El purismo de la sociología, cuya observancia para mí es casi tan sagrada como para ti el de la filosofía, dice que no estamos ante una revolución. Una revolución es una acción colectiva dirigida a la toma del poder estatal, es una transferencia por la fuerza del poder del Estado. Siendo generosos con la situación actual, podríamos decir que estamos ante una situación revolucionaria; lo que está por ver es que se produzca un resultado revolucionario (esto es que finalmente el poder estatal cambie de manos). Esto último es muy raro que ocurra, son excepciones históricas. Lo más frecuente son las transiciones gestionadas por las mismas elites que con anterioridad al lío manejaban el tinglado.

2. Este tipo de protestas son cíclicas. Si te sobrepasa el tema es que no has pasado por él. La hemeroteca está repleta de casos similares de rebeliones populares en otros lugares del mundo: en el sudeste asiático, en África oriental… La novedad ahora está en la velocidad de los acontecimientos e Internet que, sí, efectivamente, ejerce una función catalizadora. Por si había alguna duda (por anteriores debates) yo estoy a favor de Internet : ) Además, Túnez y Egipto son países muy turísticos, lo cual concentra más aún la atención de los medios de comunicación y hasta de David Bisbal. Egipto, para colmo, es un punto estratégico dentro de la geopolítica mundial.

3. Confiemos en Kant. Vale. Pero la verdad es que Europa, la siempre acojonada Europa, contiene la respiración. Porque lo que puede llegar no es ilustración, sino fanatismo islámico. Habría que ver cuántos kantianos y cuántos yihadistas están en las redes sociales movilizando a los desesperados, sospecho que nos llevaríamos una desagradable sorpresa.
 

#4 Imagen de Sintética

1. Según la definición de revolución que manejas, la Revolución francesa no fue una revolución. No es nada difícil comparar lo que está pasando en Egipto con lo que pasó en Francia. ¿Triunfará?, sin duda. ¿Cuándo?, no es improbable que sea ahora, ojalá sea ahora. Los dirigentes actuales se están tambaleando.

2. ¿Cíclicas? http://www.commondreams.org/video/2011/02/02-1 No, cíclicas no son. 

3. No es Internet lo que está movilizando a la gente, es el hambre, la falta de futuro. Internet lo que está haciendo es mostrar que existe una posibilidad de vivir mejor, se llama Estado de derecho, ya está inventado y pueden lograrlo, por eso han acampado en la plaza. 

#5 Imagen de Santo

Amiga Sint

1. La definición que manejo proviene de Charles Tilly, de su libro Las Revoluciones Europeas 1492-1992, publicado en el año 1993, aunque es a finales de los ’70 cuando elabora esta sociología histórica. Por supuesto, la Revolución Francesa es uno de los arquetipos, si no el fundamental, de revolución burguesa. No voy a entrar a discutir esto.

2. Chomsky repite muy a la ligera su asombro superlativo para temas distintos. Hace un mes empezaba un artículo así: “Nunca antes había sido testigo del grado de irritación, suspicacia y desencanto como al que nos enfrentamos en los EEUU por las elecciones de mitad de mandato.” Has sido víctima de la coletilla recurrente de un hombre ya un poco mayor : )

3. No he dicho que Internet sea lo que moviliza a la gente. Digo (tampoco es original mío) que las redes sociales está funcionando como catalizadoras, acelerando lo que ya se llevaba tiempo fraguando. En septiembre de 2007, Egipto y otros lugares registraron tumultos y motines (Ramonet, colega de Chomsky y tuyo, ya avisaba). Ojalá que de todo esto florezcan Estados de Derecho a tutiplén.
 

#6 Imagen de Sintética

Estimado Sant,

1. "Una revolución es una acción colectiva dirigida a la toma del poder estatal, es una transferencia por la fuerza del poder del Estado", dices que dicen. ¿En qué momento de la Revolución francesa hubo una transferencia por la fuerza del poder del Estado? Tenía entendido que los ideales revolucionarios no se instalan en Francia definitivamente hasta casi un siglo después de la toma de la Bastilla. Si finalmente Egipto consigue una democracia parlamentaria estable, aunque como a Francia le cueste cien años, la revolución egipcia habrá comenzado con las manifestaciones de la Plaza de la liberación, tan revolucionarias AHORA como la toma de la Bastilla, cocinadas con los mismos ingredientes. La exigencia que pretendes introducir, la precaución que tomas, no es propia del análisis político sino del histórico. Si tu interés es la historia nada tengo que objetar, simplemente sugerirte que te dediques a analizar acontecimientos algo menos recientes.

2. La única protesta de este tipo que recuerdo es la china, hay gente más vieja, más lista y mejor informada que yo que tampoco recuerda haber visto otra. ¿Esos ciclos tuyos cuánto duran? Igual tú ves una cada quince días y a mí se me escapan.

3. Si te entretienes un rato en averiguar el significado de la raíz de “catalizador” verás que acabas llegando a “motivo”. No es el término adecuado. El papel de Internet aquí es, repito, similar al que antes, y también ahora, tuvieron la radio y la televisión, es solo que Internet es más potente haciendo lo mismo.
 

#7 Imagen de Santo

Sintética

Espero que entre nuestros lectores no se encuentre Luis Alfonso de Borbón. Seguramente el hijo de Carmen Martínez-Bordiú te explicaría, con tono agrio, la transferencia violenta del poder del Estado en la Francia de entonces. Por mi parte, no me olvido que siempre soportas con infinita paciencia mis dislates en filosofía; lo mínimo que puedo hacer, en justa correspondencia, es contener el asombro por los tuyos en otras materias.

El texto en castellano más citado y estupendo sobre los movimientos sociales lleva por título ‘Cuando lleguen los días de la cólera’, de Manuel Pérez Ledesma. Lo tengo guardado en alguna caja entre mis cosas de la Universidad. No está en la Red, o no lo encuentro. Internet será el jardín del edén en lo relativo al sexo, pero para las ciencias sociales todavía es un paraje yermo. No es que pretenda bombardearte con bibliografía; es que ni los ciclos de protesta son míos ni a ti se te escapa nada. Es como cuando yo hablo de Platón sin haber leído La República, nada más. Lo que no hago es decirte, apoyándome en mis no-lecturas, que el mito de la caverna es un invento tuyo (y si lo hago, ¡glupsss!, perdóname, ahora sé lo que se siente ; )

Catálisis. Química aplicada al análisis sociopolítico. El término se utiliza para describir la sustancia o el mecanismo que al intervenir en una reacción o un proceso ya desencadenado, lo acelera, aumenta su velocidad. No es la causa del proceso, como pretendes dar a entender.
 

#8 Imagen de Sintética

Copio de la Wikipedia:

A las 8 de la mañana del 15 de julio de 1789, en el Palacio de Versalles, en el momento de su despertar, el duque de Rochefoucauld-Liancourt informó a Luis XVI de la toma de la Bastilla.

- "Pero ¿es una rebelión?" preguntó Luis XVI.
- "No, señor, no es una rebelión, es una revolución." respondió el duque.23

Aquí habrías llegado tú con tu librito en mano a pelearte con el duque:

—¡Oh, no, querido duque!, en tanto no se produzca una transferencia por la fuerza del poder del Estado no estaremos ante una revolución.

Te habrías equivocado, como te equivocas ahora. El criterio que pretendes solo es útil para certificar a posteriori. No parece que sea lo que pretendes con este hilo ni ese es el papel de la sociología. Con esas herramientas no llegarás muy lejos: resulta que a la movida francesa podemos seguir llamándola “protestas cíclicas” hasta un siglo después, que fue cuando se produjo efectivamente la transferencia de poder.

La Revolución francesa, diga lo que diga Luis Alfonso, comenzó en 1789, oh cielos, Luis XVI reinó en Francia, nombrando Gobiernos, hasta 1792. Europa reconoció a Luis XVII como rey de Francia, a este le fue peor, y tras Luis XVII reconoció a un Luis XVIII y después llegó Napoleón y otra vez Luis XVIII y Carlos X y Luis Felipe I y Napoleón III. Estamos ya en el 1870. Sé coherente con tu librito y di que lo de Francia no fue una revolución o espérate cien años para decir que no lo es lo de Egipto.

Toma nota, anda, el autor que mejor trata el concepto de revolución es Marx.

#9 Imagen de Santo

Antes de abril de 1789, a Robespierre lo conocían sólo en su calle. Dos años después ya era uno de los líderes de París. Entre medias pasaron algunas cosas que alteraron radical y violentamente la distribución del poder. No cien años después.

Kart Marx es uno de los grandes estudiosos de la Revolución Francesa y uno de los padres de lo que después fue la sociología histórica, y del cual salen los conceptos de Tilly, Tarrow y toda la escuela americana del mismo corte (neomarxista).

Ya en 1792 Roberspierre y los suyos controlaban el aparato estatal y comenzaron a implantar el Terror.

Pero por lo visto debo decir que lo de Francia no fue una Revolución y lo de Egipto sí.

Qué extraño debate. Qué raro todo.
 

#10 Imagen de Sintética

Ajam, después de la toma de La Bastilla, Robespierre formó Gobierno en Francia y de ahí que la Revolución francesa se ajuste a tu definición. No enredes, en la lista de mi comentario #8, los números romanos indican monarquía, excepto los tres palitos junto a Napoleón que quieren decir imperio, cosas de familia, ya sabes.

Creo que la situación es suficientemente clara.

Un placer.

:)

#11 Imagen de Pablo

A estas alturas de la situación, con el gobierno de Mubarak ya dimitido pero con Mubarak aún en el poder, puede ser el momento de hacer quinielas. Yo lo apuesto todo a que esto no va a ser una revolución. En todo caso la única revolución posible sería una islamista (que eso sí sería una revolución). Si Egipto tiene mucha suerte, su esperanza máxima consistiría en alcanzar en los próximos años una situación similar a la turca, pero no me parece que eso pueda llamarse revolución, salvo que también llamemos revolución a la transición española o a la finalización de todas las dictaduras que en el mundo han sido.
Este señor, argelino, también opina algo parecido.
 

#12 Imagen de Sintética

Hoy cuesta encontrar una crónica de lo ocurrido en Egipto en la que no aparezca la palabra revolución. Es fácil dar con autores que lo comparan, injustamente, con la toma de la Bastilla. Digo injustamente porque lo conseguido ayer por los egipcios supera a lo que obtuvieron los franceses aquel día.

Enhorabuena a Egipto y, gracias a ellos, enhorabuena al mundo.

Me he acordado de las Bangles al ver el cartelón que ha colgado Ignacio Escolar.

 

Qué alegría. ¿Que durará poco? Todo lo contario, es irreversible, eso sí, con sus puntuales "momentos de peligro", como siempre.

:)

#13 Imagen de Santo

Estimada Sintética

De acuerdo contigo, si a “crónica de lo ocurrido” le añades la apostilla periodística. Las crónicas que pretenden ser más analíticas evitan la palabra revolución. Por ejemplo, Iñigo Sáenz de Ugarte, el especialista de cabecera de nuestro admirado Nacho Escolar.

Algo, que a mí se me escapa, ocurre cuando alguien con la cabeza extraordinariamente amueblada como tú considera que lo de anoche en Egipto supera a la toma de la Bastilla. El fin de una dictadura de 30 años, un hito histórico sin duda, no puede ser lo mismo que el fin del Antiguo Régimen, que marcó el inicio de una nueva edad del hombre.

Podríamos discutir sobre la emoción del momento y la rabiosa actualidad versus la perspectiva histórica. Pero no creo que ni siquiera se trate de eso. Me da en la nariz que lo que hay es optimismo kantiano llevado al extremo, en una especie de manierismo en el que ya no se reconocen las formas originales.

De acuerdo con la teoría política, lo que tenemos en Egipto ahora mismo es un golpe de Estado. Movidos por la presión popular, los jefes militares obligan al Presidente a dejar el poder y la cúpula del Ejército coge las riendas del Gobierno. La ciudadanía que se ha rebelado no ha obtenido soberanía alguna, todavía. El control del aparato del Estado sigue en manos de la misma fuerza armada.

Lo que hay que ver a partir de ahora es si los “nuevos” gobernantes atienden las demandas y aspiraciones de la ciudadanía. Esperemos que sí (también tengo mi vena optimista : )
 

#14 Imagen de Pablo

Me adhiero a lo dicho por Santo. Los egipcios se han librado de un tirano, un buen día para la libertad, pero aún quedan muchas incertidumbres y el poder continúa en manos de los mismos que lo han ostentado en los últimos 50 años.
Los militares han declarado:

” El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas aspira a garantizar una transición pacífica dentro de un sistema libre y democrático que permita la asunción de la autoridad por una autoridad civil y elegida para gobernar el país y construya un Estado democrático y libre”.
Esperemos que hagan algo más que aspirar.
Mientras tanto a pesar de lo que sugieren imágenes como esta

Los tanques aún no han cambiado de propietario.

 

#15 Imagen de From the wilderness

x

#16 Imagen de Sintética

No hay inconveniente alguno por mi parte en añadir “periodística” a “crónica de lo ocurrido” y también acepto añadir “información radiofónica o televisiva”, pero, para evitar redundancias, solo añadiría “blog”: el resto ya viene puesto con “crónica”. No admiro a Nacho Escolar, admiro a John Lennon, Michael Jackson, Charles Chaplin, Aristóteles, Spinoza, Berkeley y Kant, puntualmente a algún otro filósofo y a nadie más. El caso es que lo que apuntas de Sáenz de Ugarte no me parece relevante, lo relevante en este punto es que no sea posible encontrar a ningún sociólogo que pronosticara nada de nada sobre la posibilidad de estos acontecimientos ni a ningún filósofo que los propiciara, así le va a la sociología y a la filosofía. El que todavía no haya ningún sociólogo –ni filósofo– analizando, describiendo, manifiesta, en mi opinión, la vocación a la historia que acusa la sociología, habrán comprado todos tu librito, y que la filosofía duerme sus vergüenzas, en ningún caso demuestra que no estemos ante una revolución, no en Egipto, en Oriente Medio.

El mobiliario de mi cabeza es un recurso tonto que le quita interés a tu argumentación, deberías evitarlo. Simplemente, si consideras de buena calidad los muebles esos, sospecha que tal vez tengo algo de razón, echa un vistazo a la wikipedia, no hace falta más, y mira cómo terminó la toma de la Bastilla. El Antiguo Régimen no terminó con la toma de la Bastilla ni la toma de la Bastilla supuso el inicio de una nueva edad del hombre, nada menos que del hombre, tela. El norte de América había tenido su revolución justo antes; África, el sur de América, el este y el sur de Europa y toda Asia ni se enteraron. De hecho, la nueva ola no recorrió Europa entera hasta después de la Segunda Guerra Mundial, ese jaleo de mitad del siglo XX. La historia es una disciplina extraordinaria, el oficio de historiador tiene nobleza, celebro que lo hayas elegido, pero por lo que más quiera, si te vas a hacer historiador ¡lee historia!

El optimismo kantiano es un mito, otro recurso tonto, como los imaginarios muebles de mi cabeza.

Ver un golpe de Estado en Egipto en vez de una revolución y pretender que esa etiqueta se ajusta más a la teoría política es un escándalo. ¿Estás diciendo que Tantawi es un militar rebelde que ha usado al ejército para forzar la dimisión de Mubarak?, porque eso es lo que se conoce en teoría política como Golpe de Estado, cuando hay cambio de Gobierno, y todavía haría falta que el tal Mubarak fuera un gobernante legítimo. Según la teoría política, lo que está sucediendo en Egipto ahora mismo se denomina “transición”.

Santo, tu afirmación de que han sido los jefes militares los que han obligado a Mubarak a dejar el poder es una vergüenza: el artífice de esa dimisión ha sido, de todas todas, el pueblo egipcio, no les escatimes su logro. Después del ejemplo impecable que están dando, ciudadanos y soldados, ya nos habría gustado a nosotros terminar así con Franco, no merecen ese trato.

Pablo, Santo está hablando de “golpe de Estado”, en Egipto no ha ocurrido un golpe de Estado. Comparto contigo el recelo sobre lo que hará el ejército, pero lo que hará, en el futuro, no en el pasado. Hasta ahora, el papel del ejército egipcio ha sido impecable, nada que ver con un golpe de Estado.

From the Wilderness, ya le habría gustado a Mubarak haber sido él el autor de la convocatoria que le ha derrocado. Se me ocurre que si lo sucedido respondiera al plan de algún agente oculto, ese agente no habría esperado a que empezaran las manifestaciones para tachar de aborrecible a la dictadura de Mubarak ni para expulsarle de la Internacional socialista, lo habrían hecho ANTES, ¿no crees? En cualquier caso, si al final el autor oculto fuera ese mismo que aquí llamamos “el mercado”, te aseguro que sí quiere democracia: bajo ningún otro régimen político obtiene más beneficios.
 

#17 Imagen de From the wilderness

x

#18 Imagen de Santo

Estimada Sintética

Yo tampoco tengo inconveniente alguno en admitir la palabra “revolución”, dentro del sentido que se le da en los medios de comunicación y su consiguiente uso. Del mismo modo que tú, supongo, habrás asumido hace tiempo que la palabra “silogismo” usada por los medios de comunicación no corresponde exactamente con los términos del razonamiento lógico formulado por Aristóteles.

Sólo intento ofrecer la noción normativa y exacta, sobre la que me siento competente, aunque eso me cueste dar la impresión, para algunos lectores, de que me paso de listo. Sobre las afirmaciones “vergonzosas”, digo otro tanto: personalmente siempre me pareció vergonzoso que dos y dos sumaran cuatro, pero aprendí a separar la carga valorativa del hecho objetivo.

Y el hecho objetivo es, como he señalado, que “movidos por la presión popular, los jefes militares obligan al Presidente a dejar el poder y la cúpula del Ejército coge las riendas del Gobierno”. Hoy el Consejo Supremo Militar de Egipto es el que manda en Egipto. Cuando Fulgencio Batista huyó de Cuba el primero de enero de 1959, no se quedaron al mando las Fuerzas Armadas de la República; fue el Ejército Rebelde de Fidel Castro el que tomó el poder.

Ayer leí a mi amigo Julio Llamazares y no pude evitar acordarme de ti:

"Me produce ternura esa visión ingenua de la historia que tenemos todos, la de estar siempre viviendo un momento fundamental que cambiará todo para siempre."
 

#19 Imagen de Santo

La ciencia política tiene buenas noticias para Egipto, en estos tiempos de esperanza e incertidumbre. En The Monkey Cage se hacen eco de un estudio que muestra lo que ocurre después de un golpe militar.

Si tradicionalmente estos golpes daban lugar a dictaduras duraderas, el panorama ha cambiado desde 1990. Ahora la gran mayoría tiene como resultado elecciones libres en un periodo de cinco años o menos. No es que los altos mandos del Ejército se hayan vuelto demócratas de toda la vida; se ve que en la actualidad las dictaduras están peor vistas en el panorama internacional y que las poblaciones son más reacias a soportarlas.

coups thumb

 

Habría que entrar en algunos detalles no menores, como la calidad democrática de esas “elecciones libres”, etc. Al menos sabemos que, desde la caída del Muro de Berlín, cuando los militares se alzan con el poder ejecutivo en la mayoría de los casos éstos acaban cediendo a la celebración de procesos electorales competitivos.
 

#20 Imagen de Javier

¿Para qué tener una dictadura militarizada;  con sus polis, sus cárceles, sus torturas, sus censuras, como en el XX o en el XIX,... y tal y tal, si es más barato y eficaz tener una pseudo democracia, que rinde más y encima queda guais en la foto y en la tele?

Muerte, miseria y teletrabajo. Bonito futuro. Y por supuesto, no os olvidéís: la salvación está en Internet.

 

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan
con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

León Felipe y la muchacha de Sal.

:-)

#21 Imagen de From the wilderness

x

#22 Imagen de Sintética

From the wilderness (#17). Revolución y transición no son excluyentes. O bien estás entendiendo que una revolución es algo que ocurre rápidamente, por lo que no se excluye un periodo de transición posterior, en este caso revolución y transición son sucesivas; o bien estás entendiendo que las revoluciones son un proceso lento, de décadas, en cuyo transcurso suceden uno o varios periodos de transición, pero en este caso revolución y transición tampoco son excluyentes. La disyunción entre la una y la otra es falsa: puede darse una transición sin revolución, pero  lo contrario, una revolución sin transición, es imposible.

Santo (#18) ‘Silogismo’ es un término técnico en filosofía, “Revolución” no es un término técnico en sociología, si hay que compartir el uso técnico del término, permíteme que prefiera a la historia. De otra manera: nada sustancial ha añadido todavía la sociología al significado del término “revolución”, sí el análisis histórico. Entiendo que es excelente que otras disciplinas se adentren en los asuntos de la filosofía, siempre que no pretendan, como tú ahora, acaparar la exclusiva o representar a la autoridad. No hay paralelismo posible entre mi aceptación de un uso vulgar de ‘silogismo’ y tu aceptación de un uso vulgar de ‘revolución’. En todo caso, ese uso vulgar lo hacen los sociólogos cuando publicitan, por ejemplo, la revolución de la Thermomix, ¿sabes que comprando una te regalan dos revolucionarias fuentes para horno de Tescoma? Al final, y como siempre, tu discurso se reduce a la supuesta ausencia de autoridades de tu disciplina que presenten lo sucedido como una revolución. ¿No lo avala una autoridad?, alegas, entonces es que no está sucediendo. Esto es miope, infantil, estéril, inútil. El caso es que ya va siendo cada vez menos difícil encontrar autoridades, profesores de sociología de por ahí, que lo llaman “revolución”, por ejemplo Ali Banuazizi, un profesor de Ciencia Política del Boston College, entre otros cargos destacados. Está en inglés, pero te resultará fácil escuchar algo parecido a revolusion hacia los minutos 1:30, 2:30 y 3:40.

De todos modos, ya digo, la historia sabe más de revoluciones que la sociología. Destaco un artículo de David A. Bell, publicado el 7 de febrero, en el que aclara que la revolución egipcia es del tipo Francia 1789, no del tipo Inglaterra 1688. Este señor es profesor de historia de la universidad de Princeton. Su texto es la mar de interesante porque asimila la revolución egipcia, como yo cuatro días antes, al tipo Revolución francesa, y porque, tras haberla clasificado, pronostica que no es descartable una época de terror, como en Francia, y advierte, como yo cuatro días antes, de que la cosa va para largo, como en Francia. 

Sami Naïr lo llama revolución.

Lo difícil, Santo, es encontrar a alguien que se presente como analista competente y que trate de caracterizar lo ocurrido como revuelta cíclica y golpe de estado. En cualquier caso, a diferencia de lo que te sucede a ti, nunca he sido capaz de apreciar qué hay de interesante en ver qué piensan otros antes de decidir qué pienso yo. Más aún si esos otros son, con todo mi respeto, autores mediocres, como todos los hasta ahora citados. Lo interesante es, en mi opinión, que la definición de revolución que pretendes consagrar excluye de esa figura nada menos que a la Revolución francesa y que contra este punto tú no alegas nada relevante, pero mantienes la definición. Lo sobrellevo lo mejor que puedo, pero me aburre, no acabo de verle la gracia a ese modo vulgar de debatir en el que tarde o temprano caes, del que partes.

Sobre las afirmaciones vergonzosas, efectivamente, más de lo mismo. Dos y dos suman cuatro en un sistema axiomático nada vergonzoso, pero ningún sistema axiomático y mucho menos la ciencia política denomina a lo ocurrido en Egipto como un golpe de Estado, esto es una aportación tuya, una aportación insostenible aunque me vengas, otra vez, con un recurso a la autoridad que, vaya por Dios, ahora resultas ser tú. El hecho es que si han sido “movidos por la presión popular” no han dado un golpe de Estado.

Menuda tontería lo de Julio Llamazares. Resulta que es autocontradictorio, piénsalo.

Y #19. Es que no es un golpe militar.

Javier #20. Yo habría cambiado gustosa la dictadura de Franco por la pseudodemocracia que padezco ahora y, al parecer, los egipcios también.

From the wilderness, de la revolución en Islandia sé lo que leí en la página de Ignacio Escolar. Es la mar de interesante, pero no tiene de ninguna manera la envergadura de Egipto, por población, por tradición cultural, por localización geográfica.

Saludos.
 

#23 Imagen de Sintética

Sami Naïr, hoy en El País, De Túnez a El Cairo:

"La emergencia de una sociedad civil democrática, autónoma y espontánea en el mundo árabe es la gran novedad de estas dos revoluciones y de las que vendrán".

"Pero tanto en Egipto como en Túnez, la emergencia de la revolución ha cogido desprevenidos a los islamistas; ninguna de sus consignas ha sobresalido en las movilizaciones".

"Pero ahora no les resultará fácil imponerse: la revolución ha sido democrática de principio a fin. Los jóvenes, que han sido en sus países la punta de lanza de la revolución, no han manifestado afiliación religiosa o ideológica alguna".

Ale, Santo, ya puedes verlo como yo.

#24 Imagen de Javier

más verosimil, más plausible.

Ahí va:

La caída del dictador Mubarak como resultado de la movilización popular es un motivo de alegría para toda persona con sensibilidad democrática.

Pero esta misma sensibilidad democrática debiera concienciarnos de que la versión de lo ocurrido que ha aparecido en los medios de información de mayor difusión internacional (desde Al Yazira a The New York Times y CNN) es incompleta o sesgada, pues responde a los intereses que los financian.

Y suma y sigue en: http://cuestionatelotodo.blogspot.com/2011/02/lo-que-no-se-conoce-sobre-egipto-por.html,    con Vicenc Navarro como artista invitado y, más sumando y siguiendo,  en: http://minotauro.periodismohumano.com/2011/02/16/la-segunda-fase-de-la-revolucion-egipcia/ , de la mano de Olga Rodríguez.

 

Besos!

#25 Imagen de Santo

Espero que no haya ningún sismólogo en la sala, así evitaré que me haga ver dónde Sami Naïr dice que lo ocurrido en Túnez es un seísmo y lo de Egipto una réplica. Porque en efecto, así lo señala en el último párrafo de su artículo De Túnez a El Cairo.

Me he tomado el placer (que no la molestia) de validar lo que atribuyes a este autor, siempre me han gustado sus textos. En ellos, desde el principio, habla de revuelta, de los descamisados, de los jóvenes…, una revuelta popular.

Son levantamientos espontáneos, sin una estrategia precisa, que ya algunos piden no equivocar. También Sami Naïr es explícito: “Túnez acaba de vivir una doble revuelta que aún no constituye una revolución.” En el mismo artículo, al final, es cuando aparca el análisis y mira al futuro para hablar de “transición hacia una revolución democrática”.

Unos días después, en otro artículo, insiste: es una revuelta, un movimiento popular. Y de nuevo la dualidad entre análisis y esperanza. “(…) Es en este crisol donde se resolverá la revolución democrática tunecina”, a la que vuelve a aludir en otra columna, dedicada al islamismo.

Mola cuando a finales de enero Eduardo Febbro le hace una entrevista, de tremenda difusión viral en la red, donde habla de la Revolución de los Jazmines, ¡el entrevistador! De nuevo vemos al Sami Naïr analítico que no dice tal cosa, y sí insiste en la palabra “revueltas”. Es otra vez en el momento de la despedida cuando remacha, ahí sin tanto optimismo: “no significa que mañana vamos a tener una revolución en todas partes”.

Su artículo de hoy es todavía más revelador. Escribe “el Ejército egipcio, en estrecha relación con EE UU, ha controlado la operación desde el principio hasta el final.” Y cuenta que a Mubarak le ha ocurrido lo mismo que a Ben Ali: sus propios oficiales les han dado a elegir: “la corte marcial o la dimisión”. Más claro, agua. Pero sigue: “En los dos países, el Ejército ha sido el vector principal del inicio de la transición. Sin embargo, nada apunta, sobre todo en el caso egipcio, a que el Ejército se haya puesto definitivamente al lado del pueblo.”

La revolución que señala Sami Naïr, y de la que cabe congratularse, es cultural: la de una generación de jóvenes “que no pertenece a una tradición nacionalista árabe o religiosa”. La revolución es alejar el fantasma del islamismo reivindicando cambios democráticos. En ese sentido utiliza Sami Naïr el término revolución.
 

#26 Imagen de Sintética

Javier, conocía el artículo que enlazas. ¿Qué de lo dicho en ese artículo contradice a algo dicho por mí?

Pirata, estoy desolada.

1. No participo de ese modo de pensar que consiste en pensar como fulano o mengano, todo lo más coincido o discrepo con fulano o mengano. Ahora bien, que algo sea o no sea porque tal o cual lo dice o no lo dice es lo más ridículo e inmaduro que puede darse.

2. No atribuyo nada a este señor importante que serviría de modelo para que por fin vieras la revolución que está ocurriendo en tus narices (¿narices?, no, no, no, ¡no me toques las narices!), me he limitado a copiar y pegar lo firmado por él y tan solo por ver si ocurría el milagro de que te percataras del enorme error que estás cometiendo. La atribución, desastrosa por cierto, es solo tuya.

3. ¿Revolución cultural?, es un escándalo que afirmes tal cosa. El único adjetivo que el autor de tus ideas añade a "revolución", y no siempre, las más de las veces lo deja en revolución a secas, es “democrática” y, como no podía ser menos, lo explica en uno de esos enlaces que vaya usted a saber con qué fin aportas: sin “afiliación religiosa o ideológica alguna”. Cabe esperar que si el autor no añade el adjetivo “cultural” es porque no quiere decir “cultural”; cabe esperar, una vez más, que no haya necesidad de interpretar un texto contemporáneo, debería bastar con entenderlo; cabe esperar que el tal Sami Naïr, el autor de tus ideas, no caerá en la tontería de confundir una revolución cultural (la imprenta, la Ilustración, Internet) con una revolución política (la francesa, la americana, la actual en Oriente Medio y más); cabe esperar que dejes de intentar ocultar tu miopía tras un manto negro o acabarás a oscuras.

4. He contado hasta 10, no hay caso: busco a Jack.
 

#27 Imagen de Santo

Mola la Wikipedia. Dicen que es la gran obra de nuestro tiempo. Yo me río un montón con ella. Debe ser que ya pertenezco a otro tiempo, prematura e irremediablemente.

Si buscas la historia de Idris de Libia, te dice que "el rey fue derrocado por un golpe de estado militar encabezado por Muammar al-Gaddafi".

Ah, pero si buscas Muammar al-Gaddafi, te dice que "formó parte de la revolución que derrocó al régimen monárquico del rey Idris".

La Wikipedia, como los medios masivos de comunicación, parece no tener ningún problema en intercambiar conceptos básicos, más aún, en convivir con ellos sin pudor ni polémica.

El propio Giddens, en su manual de Sociología, introduce el matiz que supone un golpe de estado dentro del término Revolución. Ésta se distingue por el cambio radical de todo el sistema político. No basta con sustituir a los líderes políticos existentes, es necesaria la transformación de la estructura política como tal.

La mejor película que yo he visto sobre la revolución, es decir, sobre su significado, sus implicaciones, su dimensión… es de Sergio Leone y se titula Agáchate, maldito.

peli de sergio leone


 

#28 Imagen de Santo

Lo decía Pablo en su mensaje #14, muy acertadamente: "los tanques aún no han cambiado de propietario".

Nos esforzábamos en explicar que lo sucedido era un golpe militar derivado de una rebelión popular. No una revolución.

Pasan los meses y las noticias nos dan la razón.

Sintética no rectificará, ni falta que hace. Me basta con comprobar que no me equivoqué en el análisis.

#29 Imagen de Sintética

 Releo este hilo en diagonal y me doy cuenta de que efectivamente tengo algo que rectificar. En mi comentario #16 olvidé citar a Quevedo, también admiro, como al que más, a Quevedo.

Sucede que el pasado viernes me sometí a una sesión de dentista de la que aún no me he recuperado y cuyo efecto peor no ha sido físico, y eso que físicamente me siento como el de la foto, el efecto peor ha ocurrido sobre mi humor. Estoy de un humor de perros, no tengo paciencia.

Resumiendo: tu análisis se basa, muy originalmente, en que las revoluciones son fulminantes o no son; por mi parte me limito a indicar que a la más famosa le costó ochenta años asentarse, señalo que la egipcia se asentará igualmente y que es irreversible. Eso es todo. No veo cómo puede ser que lo que actualmente ocurre en Egipto te da la razón o me fuerza a una rectificación que, tú ya lo sabes, no ocurrirá.

Tu análisis, otras veces brillante, está estrepitosamente equivocado en esta ocasión, es malo y peor, es vergonzoso. Da igual, no hace falta que lo rectifiques ya, puedes esperar a la jubilación, por mi parte me basta con que seas algo más cuidadoso con las cuestiones delicadas en el futuro. Dejo un par de enlaces de autoridades reconocidas que me acompañan en mi soledad y, para que veas, no tengo ningún problema en reconocer que efectivamente tienes razón: somos todos los demás y no la caverna y tú quienes vamos en dirección contraria.

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Lecciones/tunecinas/elpepusocdgm/20110123elpdmgpan_1/Tes

Salud.

 

#30 Imagen de Santo

Olvidé lo del dentista. No es buen momento para enganchadas : )

Tengo el don de la inoportunidad, así que discúlpame.

Sólo indicar que, efectivamente, "las revoluciones son fulminantes o no son". Pasa como con la muerte: uno no muere a medias, o un poquito.

Para más info al respecto, escribí esto:

http://valdeperrillos.com/blogs/santo/sustancia-pol-tica-revoluci-n-valores-instituciones-estructuras

Ponte buena.

Páginas