Rayos cósmicos y nubes, otra vez

Hoy, 1 de agosto, publica Henry Svensmark un artículo en Geophysical Research Letters (pre-impresión aquí) que evidencia como la disminución de rayos cósmicos afecta a la formación de nubes y aerosoles y por tanto al clima, confirmando la cosmoclimatología.

Svenmark y dos colegas estudian un fenómeno conocido desde hace décadas llamado disminución de Forbush (en honor de un estudioso de los rayos cósmicos, Scott Forbush). Durante cortos períodos de tiempo la intensidad de los rayos cósmicos disminuye con rapidez como resultado de procesos solares violentos (e.g. la eyección de plasma desde la corona solar). 

Se preguntaron los investigadores qué ocurriría con nubes y aerosoles durante esos períodos de tiempo con esa menor actividad de rayos cósmicos, de causa solar y no terrestre. Lo que han encontrado y hoy mismo publican es que inmediatamente después de una disminución de Forbush

  • Las nubes de baja altura contienen menos agua
  • En algunos casos la atmósfera oceánica llega a disminuir el contenido de agua líquida en un 7%
  • El mínimo de contenido de agua se alcanza unos 7 días después del mínimo de Forbush
  • Disminuye también la concentración de aerosoles [que habrían actuado como semillas de nubes]

Y establecen por tanto un sólido enlace entre el Sol, los Rayos Cósmicos, aerosoles y nubes a escala global.

En las conlusiones Svensmark y su dos colegas resaltan que

Existe una evidencia a escala global de la manifiesta relación entre la variabilidad solar y la nubosidad y los aerosoles. Durante una disminución de Forbush las nubes pierden contenido de agua líquida por efecto de un mecanismo de ionización.

Los autores consideran que el efecto de pérdida de agua es muy marcado incluso con pequeñas variaciones en la ionización y afirman

sospechamos que una importante fracción de las nubes de la Tierra podría estar gobernada por este mecanismo de ionización

Ni que decir tiene que es preciso averiguar qué tan grande es el volumen de la atmósfera de la Tierra que participa en este proceso de ionización. ¿Por qué?, porque afecta al balance radiativo de nuestro planeta y, en consecuencia, a cualquier proyección que sobre el clima se quiera realizar.

Pese a que algunos digan que la Ciencia se ha pronunciado, dando todo ya por sabido, lo cierto es que se acaba de demostrar una relación causal que sólo era una conjetura, 

actividad solar--> rayos cósmicos--> aerosoles/nubes --> clima

Y este impacto (completamente ajeno al ser humano y sus actividades) modula la formación de nubes bajas, nubes cuya variabilidad tiene un impacto muy superior a cualquier alarma sobre el CO2.

Más información en

Un efecto cósmico hace desaparecer miles de millones de gotas de agua de la atmósfera, es magia!

b

Ref..  Cosmic ray decreases affect atmospheric aerosols and clouds

Henrik Svensmark, Torsten Bondo, and Jacob Svensmark
National Space Institute, Technical University of Denmark, Juliane Marie Vej 30, 2100 Copenhagen Ø, Denmark
Geophysical Research Letters 
 
Vía The Reference Frame, special thanks to Motl's uncle/rafa

Comentarios

#1

Imagen de balsero1968

La apocalíptica gente de Real Climate - en una muestra de la importancia que asignan al asunto, y lo mucho que les molesta - ha reaccionado escribiendo hoy una revisión al artículo de Svensmark, también publicado hoy. Una prueba de lo mucho que este asunto les irrita. No deja de ser chocante que la revisión que hacen de los hallazgos de Svensmark et al. necesite más longitud d e texto que el propio artículo del danés y sus dos colegas. Funny!., el editorial del periódico más largo que el propio periódico Lo más importante es que las tesis de Svensmark ya no son una tontería completa ni las ridiculizan, ahora las califican como "todavía no convincentes", como se muda la piel oyes. 

b

#2

Imagen de beckerell

Para ponerle cara a este científico mangoneado por el IPCC, os dejo el enlace de un documental danés donde es protagonista y explica sus teorías de los rayos cósmicos (está en español)

http://www.documaniatv.com/ciencia/el-misterio-de-las-nubes-video_9916c665c.html

Imagino que ya lo habreis enlazado otras veces, pero es bueno recordarlo.

#3

Imagen de balsero1968

Caro beckerell, muchas gracias por el vídeo. Hace tres años mencioné a Henry y un vecino muy airado escribió que me había pasado no uno ni dos, sino tres pueblos por hablar de los rayos cósmicos. Escribí que la galaxia podría afectar al clima del planeta y se disgustó mucho el vecino porque todo depende - según él - de la bondadosa Gaia y no de galaxias estúpidas 

saludos

b

PS. La entrevisa, al comienzo, a Henry es en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla canaria de La Palma

PSII. Sale Nir Shaviv en el vídeo, uno de los tipos más simpáticos que hay en el mundo de la Ciencia.

#4

Imagen de Eduardo Martínez

Creo que es una excelente noticia que existan estos documentales, en español ... ¡y por internet! De momento solo pude ver los treinta primeros minutos, porque tenía que ir a dormir. Espero poder ver esta noche lo que no pude ver ayer. Prometo que enlazaré a todo quisqui a dicha página, para que puedan tener, al menos, la opción de oír otras voces distintas a las que ahora resuenan por todos los medios de comunicación.

#5

Imagen de ALV

Hola, balsero. La lectura de tu artículo aumenta el número de mis dudas y disminuye el de las certezas y me produce  la sensación penosa de ver como arremetes una vez más contra la teoría holista y homeostásica del prestigioso científico británico James Lovelock desprestigiando la teoría Gaia. 

Mis dudas comienzan cuando describes la acción de los rayos cósmicos; escribes que el flujo de rayos cósmicos,  el que procede de las supernovas e impacta en lo alto de la atmósfera, se inhibe durante periodos cortos de tiempo a causa de la interferencia producida por la eyección de plasma solar. ¿Cuánto duran esos periodos cortos: días, semanas, meses? Después añades que esos periodos de nula recepción de rayos cósmicos se producen por causas solares y no terrestres. ¿De qué manera puede el planeta, o su atmósfera, interferir con la recepción de rayos cósmicos? A continuación añades una serie de datos que se refieren al contenido de agua de las nubes, el contenido de agua de la atmósfera oceánica y la disminución de la concentración de aerosoles [que habrían actuado como semillero de nubes]. A partir de aquí se me abren otros tantos interrogantes; ¿si la nula recepción de rayos cósmicos se debe a la interferencia producida por el plasma solar cómo es posible efectuar la medición sin tener en cuenta el bombardeo radiactivo procedente del sol, es decir; si el efecto de la radiación cósmica se anula por la interferencia del plasma solar, no se estará midiendo el efecto del plasma solar en el contenido de agua en las nubes y en la atmósfera oceánica? Respecto de los aerosoles como semillero de nubes me pregunto que importancia tienen el hollín, el polvo de los desiertos y las partículas de las erupciones volcánicas en la formación de nubes. Se dirá que actúan como núcleos de condensación, y no seré yo quien lo niegue, pero en este punto se puede objetar que algunos aerosoles y sus respectivas partículas impedirán que las nubes adquieran suficiente masa crítica para descargar la precipitación o que la precipitación sea débil por la poca agua contenida en cada gota. 

Mis dudas adquieren rango de perplejidad manifiesta cuando pareces suscribir la conclusión del señor Svensmark y sus dos colegas, que resaltan… “que existe una evidencia a escala global de la manifiesta relación entre la variabilidad solar y la nubosidad y los aerosoles. Durante una disminución de Forbush las nubes pierden contenido de agua líquida por efecto de un mecanismo de ionización…sospechamos que una importante fracción de las nubes de la Tierra podría estar gobernada por este mecanismo de ionización”… Veamos pues, ¿qué produce la ionización, los rayos cósmicos o el plasma solar? Es evidente que al no haber rayos cósmicos durante los periodos Forbush lo que produce la ionización es el plasma solar, luego la regulación de las nubes en esos periodos ocurre por cuenta del sol y sus eyecciones radiactivas de plasma, aquí los rayos cósmicos no pintan nada. Más aún, en este punto la ciencia sí se ha pronunciado pero lo ha hecho con términos contradictorios puesto que lo que hace desaparecer millones de gotas de agua de la atmósfera no es la presencia de los rayos cósmicos sino su ausencia. 

Y ya que no desaprovechas la oportunidad para arremeter contra Lovelock desprestigiando la palabra Gaia, vuelves a introducirlo tarde y mal en el debate. Con el tono eufórico que te caracteriza, preludio de una cadena de razones que me obliga a ponerme en guardia, escribes que… “hace tres años mencioné a Henry [Svensmark ] y un vecino muy airado escribió que me había pasado no uno ni dos, sino tres pueblos por hablar de los rayos cósmicos. Escribí que la galaxia podría afectar al clima del planeta y se disgustó mucho el vecino porque todo depende - según él - de la bondadosa Gaia y no de galaxias estúpidas”...  ¿De qué manera afecta la galaxia al clima del planeta durante los periodos Forbush si los rayos cósmicos están ausentes? ¿Pero sí así fuese, qué tiene que ver la teoría Gaia con los rayos cósmicos? Que yo sepa, la teoría de Lovelock no se extiende más allá del sol sino que lo que pone de relieve el genial científico británico es la imbricación de algas, líquenes, bacterias, el agua, los gases y las nubes en un organismo autorregulado que posibilita la vida. El término organismo no hay que igualarlo con un ser vivo como el humano o el animal sino vincularlo con una máquina biológica y metereológica autónoma y sensible a la acción antropogénica. Te burlas de Gaia cuando la investigación no se aleja de los límites de la atmósfera pero intentas darle un barniz gaiano al trabajo de los daneses cuando estos se adentran en lo profundo de los rayos cósmicos. En fin, balsero, en este artículo te has lucido.

 

  

#6

Imagen de balsero1968

Caro fan de Lovelock, es meritorio tu celo gaianita, y tus máquinas biológicas y meteorológicas autónomas, nada puedo hacer por tí salvo pedirte transmitas mis respetos a Gaia y le pidas perdone a los balseros cuando ejecute su venganza.

saludos

#7

Imagen de balsero1968

Diversas publicaciones científicas se dan ahora por enteradas del artículo de Svensmark sobre la influencia en las nubes de los rayos cósmicos sólo tras la publicación del artículo en la edición impresa de Geophysical Research Letters, la atención prestada por Science Daily (SD) y otros al artículo de los Svensmark y Bondo comentado aquí este verano está siendo una pesadilla para el alarmismo climático militante. De forma poética SD se refiere al hallazgo como

El Sol y las estrellas gobiernan nuestras nubes cotidianas

en cierta forma Henrik Svensmark y colegas han conseguido ya la atención que les fue negada en el pasado y esto molesta sobremanera a muchos, tanto que se han visto obligados a publicar un artículo largando una homilía a sus fieles para que no se desmoralicen; en la homilía publicada en RC el buen pastor Rasmus se pregunta ¿por qué tanto interés?. Y lo hace porque en agosto lanzaron un sermón similar que no convenció a sus fieles dejándolos completamente desconcertados. Por eso en la pastoral del viernes pasado Rasmus comienza diciendo "no lo hemos explicado adecuadamente" y termina reclamando a los cosmoclimatólogos explicaciones no sin manifestar su sorpresa porque en el Arxiv hayan aparecido tres artículos en 2009  relacionando nubes y rayos cósmicos, artículos firmados por gente que pertenece a disciplinas mucho más exigentes intelectualmente que la climatología, y que, en parte, se apoyan en hallazgos del astrofísico español Enric Pallé Bagó.

b.